Artículo

Rías Baixas

Descubre las Rías Baixas. El paraíso podría estar aquí

Entre la figura que forma las rías de Pontevedra y las montañas que rodean a las bien llamadas Rías Baixas se dibuja un territorio en el que los límites los impone la naturaleza. Marcada por el elemento natural más fundamental, el agua y su costa, algunas veces agreste, es imposible describirla sin llamarla paraíso, y no enamorarse de ellas.

Rías Baixas: Idilio entre mar, tierra e historia

Maravillarse ante la belleza de este paisaje singular, donde el mar, la tierra, el hombre y la historia demuestran que el Edén es cosa de este mundo.
El color azul intenso de un mar y de unas rías que se adentran en su tierra verde, en su litoral recortado, con tramos de costa acantilada rocosa y brava que se encadenan con cándidos arenales. Islas paradisíacas, playas turquesas, castros milenarios, viñedos, senderos, pazos y hórreos, iglesias, camelias y balnearios. Lugares como Cambados, Isla de Arousa, Sanxenxo, Pontevedra, Combarro, Cangas, Vigo, Baiona, Tui, A Guarda… Paisajes con historia, pueblos marineros y ciudades de indudable belleza para disfrutar en cualquier época del año.

Torres de Catoira

Las huellas de quienes habitaban las Rías Baixas se extienden por la provincia enmarcadas en majestuosos paisajes, trazando un viaje milenario que combina historia, leyenda y magia

Para comprender mejor sus avatares históricos y su acervo cultural, conviene remontar el río Ulla y llegar hasta Iria Flavia y Padrón, la primera ciudad romana sobre la que se alza hoy la magnífica Colegiata de Santa María. Según la tradición, el apóstol Santiago predicó por primera vez en Iria Flavia, donde tiempo después dos discípulos trajeron su cuerpo desde Jerusalén en una barca de piedra. Al seguir el curso del río Ulla encontramos las Torres de Oeste de Catoira, testigos de las incursiones normandas, donde cada primer domingo de agosto se celebra la romería vikinga que recrea el desembarco y las batallas con los lugareños. Muchos siglos antes, ya los romanos utilizaron la Isla de Cortegada como base para sus expediciones.

Catedral de Tui

Paisaje e historia se entremezclan en perfecta armonía a través de castillos, como el Soutomaior o Sobroso, fortalezas como la de monte Boi de Baiona y murallas como las de Salvaterra. Todos custodiando un rico legado milenario con grabados rupestres como el de Mogor en Marín o los de Campo Lameiro (la mayor concentración de arte rupestre al aire libre de Europa), mámoas, dólmenes y castros como el de Santa Trega, O Facho o el de Baroña.

A la belleza natural de sus bosques, ríos, playas y litoral se une la mística de rincones mágicos, de culto y retiro, donde aislarse del mundanal ruido. Monasterios como el de San Salvador de Camanzo o el de San Lourenzo de Carboeiro, una joya del románico, o la catedral de Santa María en Tui, la joya de la corona a orillas del río Miño.
Su capital, Pontevedra, no podría entenderse sin la silueta de A Peregrina, santuario con una característica forma de concha de vieira. También aquí se puede contemplar la grandiosidad de la obra del gótico gallego, la basílica de Santa María a Maior. En el centro histórico de Vigo se encuentra la concatedral, conocida como la Colegiata, y el imponente santuario de Santa María de Abades en Silleda.

Puesta de sol en las Rias Baixas

Su naturaleza exuberante invita a recorrer sus jardines con una enorme riqueza botánica, vinculados a antiguas casas señoriales que respiran historia por los cuatro costados. En Cambados aguardan los pazos señoriales de Bazán y Torrado, con su porte medieval, o la grandiosa plaza de Fefiñanes. Resultan de visita ineludible el Pazo de Oca, conocido como el Versalles gallego, el Pazo de Rubianes, con su Jardín de Excelencia Internacional, y el Pazo de Liñares, con su emblemática balconada.
La comarca de O Salnés invita a recorrer sus bodegas por viñedos centenarios de su reconocida uva albariño y otras variedades de la D.O. Rías Baixas, una cultura del vino que en septiembre se vuelca en la vendimia. Además, las fiestas y romerías que se suceden a lo largo del año, especialmente durante el verano, permiten adentrarse en lo más profundo de las tradiciones y creencias gallegas, además de disfrutar de la buena mesa con mariscos y pulpo.

Islas Cíes

¿La mejor puesta del sol del mundo? Existe y está aquí, en las Rías Baixas. La encontramos en alguna de sus majestuosas islas, en donde la palabra paraíso cobra mayor sentido. Y es que aquí, en el tesoro natural de las Islas Atlánticas (Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada) encontraremos la mejor playa del mundo, la de Rodas, en las Islas Cíes. Unas ínsulas de aguas turquesa y tierra blanca que evocan las mejores playas caribeñas. De arena blanca o dorada, resguardadas o en mar abierto, ten por seguro que aquí sentirás el cálido abrazo del Atlántico.
La naturaleza ha sido generosa con las Rías Baixas. El parque natural de monte Aloia, la Fraga de Catasós, la desembocadura del río Miño, las paradisíacas Islas Cíes, el ecosistema del complejo intermareal Umia-O Grove en O Salnés y la inmensidad de la ZEC Sierra de O Candán son solo algunos de los cientos de ejemplos.

Fervenza do Toxa

Pero no nos olvidemos de la cultura, ya que las Rías Baixas son sinónimo de patrimonio, de cultura milenaria y oficios tradicionales. Un viaje que comienza en la prehistoria y llega hasta nuestros días: el Museo de Pontevedra, Museo Quiñones de León, Museo Etnográfico del Vino de Cambados, Museo MARCO, Museo Massó o el Museo del Mar de Galicia son solo algunos ejemplos donde podremos conocer su incalculable riqueza.
También hay tiempo para el descanso en las Rías Baixas, descubriendo sus complejos termales como las Termas de Cuntis, Salvaterra do Miño o Mondaríz, que han sabido mantener la elegancia y el espíritu señorial que rodeaba las instalaciones originales al tiempo que se modernizaban e incorporaban las técnicas más innovadoras al cuidado del cuerpo y de la mente. Hoy son templos de salud y de bienestar.

Rías Baixas

El paraíso existe y quien lo conoce sabe que solo hay uno, las Rías Baixas

Agiliza los cinco sentidos, los necesitarás para disfrutar y conocer una provincia que enamora. Comerás como nunca, verás la naturaleza en su máximo esplendor, te llenarás de saberes y cultura y, sobre todo, pondrás nombre al paraíso.

+ Info: Turismo Rías Baixas

3178 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail