Artículo

Los Caminos de Santiago

Camino Primitivo

No solo destino, Asturias también es inicio. Cuenta la leyenda que el rey Alfonso II de Asturias, conocido como El Casto, es considerado el primer peregrino a Santiago. Realidad o ficción, lo cierto es que la tradición narra cómo el rey decidió emprender camino hacia Galicia después de que descubrieran la tumba del apóstol para comprobar si
era cierto.

Ahora, tras los pasos que comenzaron en Oviedo, discurre el Camino Primitivo, uno de los más atractivos para realizar al completo. Un total de nueve tramos componen los 323 kilómetros del sendero que lleva desde la catedral
de Oviedo hasta Santiago de Compostela a través del paisaje rural y montañoso.

La ruta discurre en sentido único hasta la cuarta etapa. Una vez allí, los caminantes podrán continuar hasta Pola
de Allande, tal y como marca el itinerario oficial, o tomar la llamada variante de Hospitales, el que se cree que fue el original, pero sus pendientes muy pronunciadas de extremada dureza y su discurrir por tierras completamente despobladas hicieron que, con los años, los peregrinos optaran por el desvío.

El itinerario, que sigue fielmente los pasos de Alfonso II, ha sobrevivido manteniendo las esencias de las peregrinaciones primigenias. Por ello, cada vez son más quienes lo eligen para encaminarse, al estilo de los romeros medievales, hacia la lejana Compostela, y hacen de este una opción que permite poder descubrirse en la experiencia completa del Camino en tan solo dos semanas.

Camino de la Costa

El Camino de la Costa es otra prueba de que, más allá del Camino Francés, existen senderos inigualables para el peregrinaje. Mucho antes de que se consolidara este último, la ruta jacobea más conocida y transitada era el Camino
del Norte.

También llamado de la Costa, con un recorrido de 284 kilómetros en trece etapas asturianas, atraviesa el noroeste peninsular siguiendo la línea que dibuja el mar junto a sus playas y acantilados. La senda deja atrás puentes medievales, playas, ciudades y antiguos hospitales de peregrinos.

Entre el mar y la montaña, quien opte por esta ruta seguirá los pasos de los peregrinos que durante el siglo XII llegaban al paso de Irún y de los que desembarcaban en los puertos de Bermeo o Bilbao.

Camino del Salvador

El Camino del Salvador resulta crucial a la hora de abordar la relación de Asturias con las rutas jacobeas. La historia se remonta al año 1075, cuando el rey Alfonso VI abrió el Arca Santa y salieron a la luz las reliquias que durante varios siglos habían reposado en su interior, entre las que se encontraban el cariz simbólico del Santo Sudario.

Un hallazgo que hizo que Oviedo no solo reforzara su título de punto de salida hacia Santiago, sino que se convirtió en un lugar de peregrinaje, a través de este Camino que nace en León.
La importancia del trayecto hizo popular una estrofa del medievo: “Quien va a Santiago y no va al Salvador visita al criado y olvida al Señor”.

Versos que todavía recitan muchos de los que llegan a Asturias siguiendo las huellas que conducen al sepulcro del apóstol. Sea cual sea la elección del trazado, el Camino es historia, espiritualidad y paisaje garantizados en Asturias.

91 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail Ir al contenido