Cervezas San Miguel

HECHAS DE MUNDO

Nadie desea que ningún viaje termine.
Amamos llevar el maletero lleno,
las horas sin reloj.
Cuando la palabra
descubrir se vuelve religión.

La vida no se hizo para ser vivida en un solo lugar. Somos nómadas, seres que desde el principio de los tiempos hemos tenido afán por descubrir, por aprender y por compartir. Seguro que ahora estás en el trabajo rememorando los paseos por las calles de Burgos, sus monumentos, todas esas experiencias gastronómicas de tus últimas vacaciones. Por fin, llega el momento de salir de la oficina, decir adiós a tu jefe y poder irte de cañas con tus amigos. Pides una ronda de San Miguel, por supuesto, para recordar los momentos que viviste.

Comienza la charla, la diversión, la desconexión. Suena esa canción que os pasasteis cantando durante todo el último viaje. La emoción os inunda; es el momento de alzar la copa y brindar por el siguiente viaje.

El primer sorbo irrumpe en tu paladar con sabores a pan blanco, fruta, flores blancas y regaliz para revelarte el resultado de la selección de los mejores ingredientes, que se hacen evidentes en cada ocasión. Eso sí, para disfrutarla hay que hacerlo con calma y en compañía. Siempre tomándote el tiempo necesario para que cada uno de tus sentidos pueda apreciar su sabor especial y sus particulares lúpulos, originarios de Norteamérica y Centroeuropa. Por tu bien, te recomendamos que te quites el reloj y que la marides con su correspondiente vianda.

VISITA SAN MIGUEL

Para que puedas conocer el proceso de elaboración de una buena cerveza desde dentro tienes la oportunidad de viajar hasta el corazón de San Miguel en Burgos. El centro de producción de la marca en nuestra ciudad te permitirá conocer el proceso de elaboración de todas las variedades que han convertido a San Miguel en la cerveza española más internacional. Además, podrás fomentar tu cultura cervecera y disfrutarás de una cata en la que todos los asistentes os convertiréis en grandes maestros cerveceros. ¿Qué más se puede pedir?

Y PARA ACOMPAÑAR

San Miguel Especial

Esta lager, suave y ligera, armoniza con el sabor metálico y dulzón de la alcachofa.

San Miguel Selecta

Esta malta, tostada y amarga, es ideal para equilibrar los toques grasos del queso de Burgos.

San Miguel 1516

Las notas al sutil tostado de la cebada y ecos de regaliz, la hace perfecta para pescados grasos.

San Miguel ECO

Esta eco, ligera, muy refrescante con un toque de amargor, marida a la perfección con picantes.