Arréglate, hemos quedado

Llega el momento del aperitivo. la excusa perfecta para hacer que un día sea maravilloso acompañado de tus amigos. ¿ y qué lo hace grande? las rutas que te proponemos

Haga sol, nieve o truene, el plan no será quedarnos en casa. Es hora de ponernos guapos: eliges tu camisa con más personalidad, esa falda que compraste en Candem Town y ese par de zapatos tan especial.

Qué mejor forma de empezar el día en Burgos que con un buen café acompañado de jugosa bollería o de un rico pincho de tortilla en alguno de los bares de la ciudad.

Avanza el día. Llega la hora mágica del vermú: el momento de tomarte con los amigos una buena cervecita, una copita de vino o, por qué no, un cóctel no muy cargado. Eso sí, siempre acompañado de su tapa. Y es que en Burgos la cocina en miniatura es todo un arte. Barras repletas de pinchos y raciones te esperan para disfrutar de un
aperitivo increíble que en muchos casos se transformará en una sabrosa comida.

Si tienes fuerza puedes alargar y convertirlo en un “vermú torero”, propuestas e ideas no te van a faltar en las rutas de tapas que te presentamos. Las exquisitas viandas de los locales de Burgos son ideales para un desayuno apetitoso, un vermú legendario, una comida informal, una merienda golosa o una cena deliciosa. En nuestra ciudad disfrutarás de establecimientos llenos de gente con ganas de reír, charlar y compartir.